Psicología Familiar y de Comportamiento

Printer-friendly versionSend to friendPDF version

Escrito por:
Elizabeth Clawson, MS, PhD, LCP, HSPP y Feeding Matters

Los problemas pediátricos de alimentación con frecuencia dejan a los miembros de la familia y cuidadores confusos y frustrados. La familia y los amigos no pueden ver o apreciar lo que el infante o niño está experimentando. Los padres son con frecuencia acusados de no ser buenos padres para su niño y se les dice que el niño está simplemente comportándose mal. Los padres pueden sentirse rechazados por el niño. Esto tiene un impacto significativo en las relaciones padre-hijo. Además, a los padres frecuentemente se les dan consejos conflictivos acerca de cómo alimentar a su niño. En general, esto ocasiona mucho estrés para toda la familia.

Cuando los niños están teniendo problemas para comer, el comportamiento es su forma de comunicar que algo pudiera no estar trabajando en la forma que debería. Esto es también cómo ellos demuestran lo que les gusta o disgusta de cierto alimento. Esto podría ser causado por una respuesta sensorial, sus habilidades por manejar la comida en su boca, o las respuestas que ellos reciben del que los cuida. Problemas de alimentación persistentes con frecuencia llevan a que los niños aprendan estrategias para evitar comer.

Los padres, cuidadores y profesionales médicos necesitan ser incansables, observantes y lo suficientemente inteligentes como para darse cuenta del intento y función de la comunicación. Una confianza aumentada resulta en tiempo de comidas que están basadas en la confianza entre los padres y sus niños. Experiencias positivas de comidas construyen motivación interna la cual lleva al éxito a largo plazo.

Cuándo Debería Preocuparse

Abajo está un ejemplo de signos de advertencia asociados con problemas pediátricos de alimentación. Para una lista más completa, basada en la edad de su niño, por favor visite nuestro Cuestionario de Alimentación de Infante y Niño.

  • Pérdida significante de peso no explicable por alguna condición general médica o fisiológica
  • Un mes o más de pérdida de peso o falla en ganar peso causada por la falta de comer
  • Cuando la falta de comida o la presencia de desorden mental no explica mejor los problemas de alimentación
  • Los tiempos de comida son estresantes y crean conflicto familiar
  • El niño tiene ansiedad durante el tiempo de comida y eventos sociales que incluye comer

Quién Puede Ayudar a Evaluar y Tratar

Los proveedores de salud mental son profesionales con licencia que pueden diagnosticar condiciones de salud mental y proporcionar tratamiento. Lo más probable es que sean psicólogos, trabajadores sociales o consejeros. La gran mayoría de los proveedores de salud mental tiene una maestría y muchos tienen un doctorado y entrenamiento de post-grado.

Qué Hacen Ellos

  • Evalúan cómo ambos, padre y niño están respondiendo a los problemas de alimentación
  • Evalúan los comportamientos en la hora de comer e identifican las respuestas aprendidas
  • Sugieren estrategias que fortalecerán una relación positiva de comida y comer
  • Motivan a los niños a participar en el proceso de alimentación a través de varias estrategias de comportamiento
  • Identifican estrategias que promueven experiencias positivas de tiempo de comida basadas en confianza
  • Mejoran la comunicación general del equipo de alimentación

 

Este modelo abarca todos los aspectos de los problemas pediátricos de alimentación. Haga Clic al modelo para aprender más.